Más info, haga click aquí
Carta de Presentación
Historia
Filiales
Mayores Graduaciones
Profesores
Ranking
Próximos Viajes
Ultimos Viajes
Internacionales
1er Seng-Do Open
2do Seng-Do Open
3er Seng-Do Open
Argentina Open
Nacional C.A.T
Boletín Informativo
Downloads
Seminarios
Exámenes
Programa de Examen
traducciones
Calendario
Becados
Injustificada acusación (01/02/2011)

Cinco deportistas han presentado una queja contra la CAT y Seng-Do en Secretaría de deportes.

Son los mismos que pretendieron viajar como titulares de Selección Nacional sin la realización de  Torneos Selectivos 


Mauro Crismanich, Martín Sio, Leonardo Salimbeni, Leandro García y Sebastián Crismanich, presentaron una nota a Secretaría de Deportes, diciendo que No hay imparcialidad en los torneos ya que los árbitros son de Seng-do, institución que Carlos Filippa explota comercialmente y benefician a los competidores de Seng-do.

En primer lugar cabe aclarar que Seng-do es una institución civil sin fines de lucro, que no sólo no da utilidad, sino que por los pagos de hasta 7 viajes anuales a equipos completos, tiene una importante pérdida de arrastre. Los hermanos Crismanich lo saben bien porque han recibido numerosos pagos de pasajes y viajes al exterior durante muchos años.

En segundo lugar, Seng-do no está afiliado a la CAT directamente sino por medio de instituciones provinciales.

En tercer lugar, los torneos clasificatorios se hicieron convocando a los jueces que se presentaron en el seminario dictado por la Confederación. La Federación Bonaerense le prohibió a sus árbitros participar, motivo por el cual no fueron convocados, haciéndolo, en cambio, jueces de otras provincias.

Pero lo más increíble es que los cinco atletas que se presentaron en queja ganaron todos en el segundo selectivo. (En el primero no se habían querido presentar en desacuerdo por no haber sido convocados directamente como titulares sin necesidad de hacer los selectivos)

Más aún, Mauro Crismanich perdía por tres puntos su combate final con Maximiliano Romero, y  el árbitro descalificó en forma dudosa, para nosotros con exceso de rigor, por suma de descuentos a Romero, lo que le permitió ser campeón a Crismanich.

Con Leandro Gracía ocurrió algo similar: El árbitro da la orden de separarse y García aplica una patada en la cara del representante chaqueño Víctor Gianechini, lo que le provoca un nocaut. 

Se reúnen los árbitros y ante la duda si el golpe ya había salido en el momento de la orden del árbitro, deciden darle el beneficio a García y en lugar de descalificarlo lo dan ganador. 

De igual manera se impusieron Salimbeni, Sio y Sebastián Crismanich.

En sus poresentaciones totales en los selectivos, entre los cinco participaron en 15 luchas y ganaron 14, sólo perdiendo martín Sio en un combate.

Si esto es arbitraje perjudicial, cómo será el que los beneficie. ¿O es que pretenden no perder nunca un combate? 

Por tal motivo, resulta increíble esa presentación, que no hace más que tratar de desacreditar a la CAT y al Director Ejecutivo, para loigrar que sus directivos y árbitros aliados puedan tomar el manejo de la CAT en su favor.

Además de no presentarse en el primer selectivo, Leandro García y Mauro Crismanich decidieron tampoco presentarse al tercero, avisando uno o dos días antes que tenían problemas de salud. García presentó un certificado médico que decía que hasta dentro de 21 días no podía hacer actividad, pero a los 15 días cerraba el plazo de inscripción al panamericano.

Sebastián Crismanich, se decidió que sea el titular directamente por la diferencia demostrada ante otros deportistas de la Categoría, mientras que Salimbeni y Sio decidieron presentarse en el tercer selectivo, ganando el primero y cayendo justamente derrotado por varios puntos el segundo.

Los que vieron el video de la lucha en training time, no dudan del resultado. El único que lo objetó fue el profesor Bonfante, entrenador de Sio, quien dijo que haberle dado tres puntos de puño era algo que no se hacía en los torneos internacionales. (para nosotros, debieron ser cinco los puntos que se debieron dar por golpes de puño)

Sin embargo, pocos días después, su otro alumno Salimbeni recibió cinco puntos de golpe de puño en su contra en el panamericano, mientras que Sebastián Crismanich perdió su segundo combate en el panamericano, por un golpe de puño aplicado en la definición del combate por punto de oro. Esto deja claro que afuera se le da tanta o más importancia que aquí a los golpes de puño.

En otro punto quieren hacer creer a la Secretaría de Deportes que las protecciones Daedo no son oficiales, siendo que no sólo es una del dos únicas marcas autorizadas por la federación Mundial, sino que fueron utilizadas exitosamente en la Copa del mundo realizada hace pocos meses. 

Los denunciantes solicitan que se convoque a los árbitros de federación Bonaerense, siendo la mayoría de ellos de esta institución.

Parecen no acordarse cuando el ahora  candidato a presidente de la CAT , y actual presidente de la federación Bonarense, Sr Ricardo Torres, hizo que el alumno de su institución y ahora denunciante, Leandro García fuera titular en el panamericano de Buenos Aires 2006, SIN HABER PARTICIPADO EN NINGÚN TORNEO CAT NI SELECTIVO EN LOS TRES ÚLTIMOS AÑOS. Resultado: Perdió por gran diferencia y no logró medalla.

Nadie dice nada respecto de que los árbitros de Seng-do durante años estuvieron excluídos-por decreto- de participar en todos los torneos nacionales, siendo los árbitros de Federación Bonaerense en su gran mayoría, los que arbitraban los torneos CAT, con descalificaciones increíbles a deportistas nuestros como las que sufrieron los entonces juveniles Julio Salguero y Maximiliano Scarazzato, lo que motivaron la queja del entonces entrenador Julio Ramos, ya que los mejores, y que ganaban por gran diferencia, fueron descalificados injustamente para beneficiar a deportistas bonaerenses.

Otra actitud discriminatoria fue la de excluir del selectivo para el Sudamericano de Chile a  Laureano Videla, Florencia Fina y Gustavo Bernal, con la excusa de que no poseían el diploma CAT que los mismos directivos se negaban a entregar.

Sin embargo, no se buscó nunca revancha, es cierto que algunos de los árbitros son socios de Seng-do, (no todos como se quiere hacer creer) pero cualquiera que haya visto los combates sabe que los resultados fueron totalmente correctos, máxime que las pecheras electrónicas se encargan de marcar en forma automática la mayoría de l.os puntos.

Hace unos meses, el entrenador Darío Bonfante le entregó al entrenador Nacional, entonces Leonardo Gambluch, un petitorio que dijo haber acordado con el profesor  

 Jeovanni Baeza, donde solicitaban que sus alumnos fueran declarados titulares de selección nacional sin necesidad de selectivos.

Al no haber logrado su propósito, es que ahora presionan a la Secretaría de deportes haciendoles creer que fueron perjudicados en un torneo que injcreíblemente todo ganaron (Normalmente alguien se queja cuando pierde y acusa a los àrbitros en cualquier deporte de ser los culpables, pero en sus casos hemos demostrado que las decisiones dudosas fueron sólo en su favor, por lo que su presentación parece buscar colocar jueces que les sean aún más favorables.

La pregunta es: Competidores de nivel internacional como son ellos, ¿necesitan ensuciar al Taekwondo en la secretaría de deportes sólo para lograr un beneficio propio? 

Son tan buenos que no necesitan recurrir a esos recursos para ser titulares de selección nacional. ¿No se pusieron a pensar que tal vez sólo con presentarse y pelear como saben sería suficiente? 

Los que lo hicieron, viajaron, los que no, fue por su exclusiva culpa al no participar en rebeldía a los torneos a los que fueron convocados. 

El resultado: Sólo pierde el Taekwondo, a quien dirigentes candidatos a puestos en la CAT por la oposición y familiares de deportistas se encargan de bombardear en Secretaría de deportes, y COA con acusaciones de todo tipo, que l.o único que logran es minar la confianza en la institución y que nos retaceen fondos.